martes, 4 de noviembre de 2008

Mercado Goyesco

Hola muchachos y muchachas!

Con mucha pena de mi corazón este fin de semana no he podido ir a Cáceres a celebrar el fabuloso día de las castañas. Como el actorcillo que soy en este tipo de fiestas populares es fácil encontrar un curro aunque sea de animador. He estado trabajando de frances en un mercado goyesco haciendo acciones de unos 15 minutos cada media hora. El horario ha sido como diria más de un amigo mio "Un robo". Empezabamos a las 11 de la mañana y acababamos a las 10 de la noche. Es verdad que teniamos descansos a menudo pero solo estar alli esas 11 horas era un suplicio. Encima no os creais que tenía un contrato de actor, no. Contrato de animador. O sea que si haces como que eres actor, actuas, y encimas eres simpatico lo único que puedes lograr es que te den de alta en la seguridad social de animador sociocultural. Desde luego que no tengo nada en contra de los animadores pero estoy un poco cansado de los timos que nos hacen a los actores. Aun así estoy contento porque no podría estarlo de otra forma, simplemente tener la posibilidad de trabajar es bueno pero... ¿cuando va a cambiar esto?... ¿cuando vamos a empezar a ser legales con los actores?...

Bueno os pongo una foto de uno de mis compañeros dandole la brasa a la concejala y el organizador que han permitido el trabajo para lo bueno y para lo malo.

Saludos castañeros de la montaña.

3 comentarios:

Manuel dijo...

SAMUELETOPSSSSS!!!falta una fotillo tuya vestido de goyesco que seguro que te favorece muchiiiissiiimo!!!vente prontito a CC que te echamos de menos!un abrazo guapetonss

guardiola dijo...

Bienvenido a la nave del misterio.

Zimmerman dijo...

hola sam, soy pelon, enhorabuena por tu andadura.
tienes razon en lo del binomio actor-animador, yo he tenido que actuar sin ser actor pero he cobrado no como un animador, sino como un autentico payaso. Ademas rulo en una furgoneta vestido de bufon por todo caceres.

a ver si voy a verte en diciembre,que tu eres de los pocos actores que no meha dado grima nunca.